enfermedades de los ojos en verano

Las enfermedades de los ojos más comunes en verano

Compartir:

En Andalucía, pensamos en cuidados de nuestra salud en relación a verano y rápidamente todos hay claves que podemos dar. Beber mucha agua, no salir a la calle a horas de mayor calor, utilizar protección solar… Pero, ¿y qué hay de nuestros ojos? Al igual que necesitamos proteger la piel para minimizar el impacto de los rayos del sol, lo mismo es recomendable seguir con el cuidado de nuestros ojos.

Primer consejo clave: endependientemente de nuestra edad y condiciones físicas, los oftalmólogos recomendamos siempre que utilicéis unas gafas de sol adecuadas. Hoy día por un precio asequible podéis tener unas, incluso dos, y garantizar con ellas que estáis protegiendo vuestros ojos del impacto de los rayos del sol. Cuando no se protegen, de los rayos del sol y de otros agentes externos, nuestro ojo se resiente y expresa. Veamos como, deteniéndonos en esta ocasión específicamente en el verano, por sus peculiaridades.

Las afecciones o enfermedades de los ojos en verano

Queratitis. Tras una exposición prolongada al sol, una de las enfermedades que hace acto de presencia es la queratitis. Es una enfermedad muy similar a la que sufren los soldadores. Se trata de una inflamación de la córnea del ojo. Visualmente, vemos a la persona con los ojos entreabiertos. La queratitis aparece de forma frecuente como sintomatología de infecciones bacterianas o víricas. Por ejemplo, es muy frecuente en las personas que utilizan lentillas. Según el caso se pueden producir úlceras en los ojos que afectan en mayor o menor gravedad la calidad de visión de la persona porque afecta a su transparencia.

Conjuntivitis. El mar, la piscina, el lago… las aguas no tratadas son fuentes de contagio. De ahí que en verano aumenten los casos de conjuntivitis, en la que nuestros ojos están irritados, enrojecidos, lagrimean… Uno de los desinfectantes más irritantes en esta época del año es el cloro, que es muy irritante. Tal es así que profesionales y especialistas recomiendan en creciente voz que las aguas de las piscinas sean saladas. Aun así, en ambos casos, en el de bañarse en el mar o en la piscina, en el lago o en cualquier agua no tratada, los oftalmólogos de Clínica Oftalmológica Cartuja Visión recomiendan utilizar siempre gafas de natación para bañarse. Es la forma de proteger nuestros ojos de estos factores externos.

Prevención, ¡bendito tesoro!

La detección temprana de las enfermedades oculares y otros problemas relacionados con nuestra visión es elemental para la salud del ojo. Es importante programar visitas regulares al oftalmólogo para comprobar, mediante un examen ocular completo, que todo va estupendamente. Y en el caso de que existiera alguna afección, detectarla a tiempo, que es la mejor forma de solucionarla o paliarla.

 

¡FELIZ VERANO, FELICES VACACIONES!