habitos_saludables_salud_ocular_ojos_Sanos

Hábitos buenos, bonitos y baratos para tener unos ojos sanos

Compartir:

En Clínica Oftalmológica Cartuja Visión hablamos reiteradamente de la importancia de la prevención para una buena salud ocular. Porque sabemos que muchos problemas de visión de mayor y menor grado de seriedad pueden evitarse, minimizarse o ralentizar su avance con hábitos saludables. Veamos los más relevantes.

  1. Revisiones oftalmológicas frecuentes. Las revisiones oftalmológicas son vitales para conocer el estado de salud de nuestros ojos porque solamente el oftalmólogo u oculista puede con sus exámenes saberlo con certeza. Como el doctor Jesús Montero recalca: “un ojo enfermo puede ver perfectamente bien y estar enfermo”. A veces que necesitamos ir al oftalmólogo es evidente porque algo nos pasa, pero en otras ocasiones puede estar sucediendo al margen de nuestro conocimiento. Las revisiones sirven para prevenir y detectar a tiempo estos casos. ¿Cada cuánto tiempo se aconsejan? El que nos indique nuestro oftalmólogo, acorde a nuestro caso concreto. La frecuencia dependerá de sendos factores. Principalmente tres: la edad, antecedentes y si existen enfermedades oculares. En nuestro artículo “¿Cuándo necesitamos una revisión oftalmológica?” abordamos esta cuestión con mayor amplitud.
  2. Conocer los antecedentes familiares. Hablar con nuestros familiares para conocer la historia de la salud ocular que nos precede es importante para facilitarle los datos a nuestro oftalmólogo, ya que muchas anomalías y enfermedades oculares son hereditarias.
  3. Utilizar gafas de ver con una correcta graduación. Realizarse con la frecuencia indicada por el profesional las revisiones de graduación, evitando llevar unas gafas con una graduación distinta a la que necesitamos, pudiendo intensificar la anomalía al verse el ojo forzado a adaptarse.
  4. Utilizar gafas de sol para proteger los ojos. Los rayos ultravioletas dañan la visión de forma sutil, acelerando el envejecimiento de los ojos y provocan la aparición de enfermedades oculares, como por ejemplo las cataratas. En este sentido, ¿qué gafas son las adecuadas? La montura no importa, en lo único que tienes que fijarte es en que los cristales estén elaborados con filtros UV A y B que son los que bloquean el 99% de la radiación. En el artículo “Usar gafas de sol es vital, querido Watson. ¿Y los niños, Sherlock?” puedes saber un poco más de su importancia y qué tipo de gafas sí, y no. Tanto si es para estar en la playa, como para pasear como para practicar deporte, llévalas contigo.
  5. Alimentación saludable. Conocido es que cuidar nuestro cuerpo, alimentándolo saludablemente, realizando un poco de ejercicio, es un sinfín de beneficios. Para nuestros ojos, también lo es. El sobrepeso puede incidir en por ejemplo la diabetes, que afecta directamente a los ojos, por poner un ejemplo. Investigaciones han explicado que hay beneficios para la salud de los ojos al comer pescados altos en ácidos grasos omega-3 como el salmón, el atún y el mero.
  6. ¿Fumas? El tabaco conocido es que afecta a nuestra salud. En cuanto a nuestra salud ocular, se ve particularmente afectada por este mal hábito. Las investigaciones han relacionado fumar con un aumento en el riesgo de desarrollar degeneración macular relacionada con la edad, catarata y daño en el nervio óptico. Todos estos pueden causar ceguera. Sabemos que aunque digamos que queremos dejar de fumar porque afecta a nuestra salud, para eliminar este hábito de nuestra vida no suele funcionar mirarlo desde ahí. Proponte una idea, la de “volver a respirar”. Actualmente existen programas que desde las administraciones públicas que te acompañan para que vuelvas a respirar con apoyo y métodos efectivos.
  7. Las pantallas no son dañinas, pero deje que sus ojos descansen. Lejos de mitos sobre el daño que hacen las pantallas de ordenadores, tablets y móviles, que ya desmontamos en nuestro artículo sobre “Pantallas protectoras de la visión. ¿Sirven o son un nuevo nicho de mercado?”. Sí hay que incidir en que con las pantallas, igual que con la lectura u otras actividades que implican fijar la atención durante largos períodos de tiempo, es necesario que dejemos a nuestros ojos descansar, para refocalizar y recordar la importancia de pestañear, que cuando estamos con la mirada fija disminuye en frecuencia, secando el ojo. Lo ideal es cada 20 minutos parar para descansar, hacer ejercicios de mirar a lo lejos (al final de la habitación, por una ventana…) y objetos a media distancia (los zapatos, por ejemplo).

 

Incorporar estos hábitos saludables buenos, bonitos y baratos es sencillo. Solo requiere de un poco de concienciación y llevarlos a la práctica. ¡Listo!

Para conocer otros consejos en torno a una buena salud de nuestros ojos, sin dudas hay alguien que puede orientarle con gran criterio, su oftalmólogo. En Clínica Cartuja Visión en Sevilla trabaja un equipo médico de oftalmólogos de alto nivel. Pida cita previa con nosotros.