fuentes de contagio para los ojos agua

El mar, la piscina y el lago son fuentes de contagio para los ojos

Compartir:

¿Sabías que el agua de mar, de las piscinas, de los lagos, de los ríos y de los pantanos son fuentes de contagio para los ojos cuando nos sumergimos en ellas?

En verano aumenta el riesgo de infecciones oculares.

En verano, el riesgo de contraer infecciones en los ojos es más frecuente por el mero hecho de que aumenta nuestro contacto con fuentes infecciosas. Y los más vulnerables son los niños. Tal y como nos explica el Doctor Jesús Montero, Oftalmólogo de la Clínica Cartuja Visión en el Centro de Sevilla: “Comúnmente pensamos que nuestros ojos pueden infectarse o correr algún tipo de peligro por el contacto con el agua de las piscinas, por su alto contenido en cloro. Pero la realidad es que son más fuentes de contagio respecto al agua: el mar, las piscinas, los lagos, el río… Todas pueden causarnos una infección o reacción alérgica, ya que son aguas no tratadas y cuna de bacterias” 

Prevención de los ojos en aguas no tratadas.

¿Cómo prevenir entonces que se infecten nuestros ojos al contacto con estas aguas? Es muy fácil. Utilizando gafas de agua. “Las típicas que nos llevamos a la piscina son suficientes”, recalca el Dr Montero. Por tanto, además de que este pequeño detalle puede ahorrarnos tanto malestar, es un complemento económico y fácil de llevar en el bolso de la playa, la maleta de viaje o la mochila.

 

usar gafas de natacion

 

La conjuntivitis, una de las infecciones más comunes.

La primera evidencia la notamos cuando salimos del agua y tenemos los ojos enrojecidos y nos pican. Este enrojecimiento ocular es la voz que en el cuerpo nos avisa de que hay algo que no está marchando bien y que podemos estar ante una conjuntivitis. Para estos casos, ante todo el primer movimiento que debemos hacer es acudir a un profesional, en este caso de la Oftalmología, para que sea él quien haga el diagnóstico y no cualquier lectura que hagamos en internet o el consejo de la persona que tenemos al lado. Porque hay diferentes tipos de conjuntivitis: vírica, por alergia o bacteriana. 

De forma genérica, podemos tomar medidas para evitar que se propague la infección, tan sencillas como:

-Mi toalla para mí, como Golum con el anillo. No la compartas y evitarás que haya más perjudicados.

-Lleva suero fisiológico contigo, refresca y alivia el malestar. Igualmente, las lágrimas artificiales son unas grandes aliadas. Eso sí, cómpralas en la farmacia.

-Si te lavas las manos con frecuencia serás el rey de la prevención.

-Antibióticos. Si la infección es de mayor nivel, es probable que nuestro Oftalmólogo nos los recete.

fuentes de contagio para los ojos

 

Consulta a tu Oftalmólogo.

Esperamos que os sirvan estos consejos que os ofrece el Equipo de Profesionales de la Oftalmología de tu Clínica en el Centro de Sevilla, Cartuja Visión. Si tienes cualquier consulta, estamos a un suave click.  ¡Feliz verano!