El relato de un oftalmólogo tras ser operado de cataratas

Compartir:

Los oftalmólogos dedican cada día sus ojos y energía al cuidado de la salud ocular de sus pacientes. Otros días, también estos profesionales necesitan que otros compañeros de profesión cuiden de sus propios ojos.  En esta ocasión, el Dr. Jesús Montero Iruzubieta, oftalmólogo y Director de la Clínica Oftalmológica Cartuja Visión en Sevilla, cambia el rol de oftalmólogo a paciente para ser operado de cataratas por la Dra. Almudena García, también del equipo médico de Cartuja Visión. En esta entrevista, operado hace apenas unos días, el Dr. Montero explica su experiencia con la intervención de cataratas.

¿Qué son las cataratas?

La catarata es la pérdida de trasparencia del cristalino. El cristalino es una lente transparente que tenemos detrás de la pupila y que nos sirve para enfocar nítidamente los objetos. Por una serie de circunstancias, enfermedades o más frecuentemente debido al paso de los años, el cristalino puede ir perdiendo su natural transparencia y convertirse en una lente opaca. Por tanto una catarata será más o menos avanzada dependiendo de si la disminución de transparencia es mayor o menor. Cuanto mayor es la pérdida de transparencia del cristalino (o más avanzada es la catarata) mayor será la disminución de visión.

¿Cómo supo que tenía cataratas?

El primer indicio es que empiezas a no verlo claro -responde riéndose, con el chiste profesional-.  Antes veías muy bien, has dejado de verlo tan bien. A esto se suma que cualquier oftalmólogo se toma a sí mismo la visión cada día o le pide a un compañero que lo haga, por lo que las dudas se aclaran rápidamente: han aparecido las cataratas.

¿Son evitables las cataratas?

Son inevitables porque están ligadas a la edad. Tarde o temprano a todos nos aparecen.

Una vez se tiene el diagnóstico de cataratas, ¿qué opciones se plantean?

Ante el diagnóstico hay muchas opciones: darse la vuelta y salir corriendo, negar la evidencia o actuar para resolverlo. La adecuada de todas ellas es resolverlo, cuanto antes te operes mejor. Porque desde que sabes que tienes cataratas hasta que te operas, además de aumentar los riesgos para la salud de la visión, pasas todo ese tiempo de miedo. En mi caso, decidí pasar el menor miedo posible y me operé en cuanto encajaba con mi agenda. Afortunadamente, es una operación que se puede organizar y cuenta con la ventaja de que el postoperatorio es muy rápido.

¿Se operó los dos ojos a la vez o uno primero y otro después?

No quería pasar miedo dos veces, así que me operé los dos a la vez. Casi un 70% de nuestros pacientes que se operan de cataratas, también se operan los dos ojos de forma consecutiva.

¿Cómo se operan los dos ojos a la vez? 

Se hacen ambas en el mismo día y de forma consecutiva, aunque de forma absolutamente diferenciada, como si fuesen dos operaciones, un ojo primero y otro después.

¿En qué casos no se operan los dos ojos a la vez?

Una de las razones es que el paciente no quiera, que suele ser por miedo. Las personas con miedo a la operación son las que suelen tardar más tiempo en operarse. También, no operamos los dos ojos a la vez en los casos en los que no sabemos cómo va a reaccionar el ojo y queremos tener una respuesta primero de uno antes de operar el otro.

¿Cómo fue el día de la operación para usted?

No iba estresado porque conozco el procedimiento y los medios. Lo único que pedí fue que la doctora que me operó, la Dr. Almudena García, me explicase en todo momento los pasos que iba dando en la operación.  Es curioso cómo cambia la perspectiva de ser el que opera al que está sentado en la camilla. Las sensaciones son otras. Me iba imaginando los pasos que la doctora daba mientras me los explicaba, así sabía sin incertidumbre todo lo que estaba pasando en ese momento, por el hecho de saber. En 20 minutos tenía los dos ojos operados.

¿Y tras la operación?

Me fui a desayunar, ya sin cataratas, con unas gafas de sol y las pupilas dilatadas. La ventaja de esta cirugía es que no interrumpe tu vida, puedes hacer casi todo con normalidad. En 3 horas puedes conducir. En mi caso, volví solo a casa, con seguridad y viendo nítidamente. Al día siguiente me incorporé al trabajo y aunque sabía los pasos, le iba preguntando a mi compañera cada rato cómo iba evolucionando. Me puse mis gotas, buenos alimentos… y ya al día siguiente tenía una visión prácticamente perfecta, hasta hoy.

¿Qué tratamiento recomendáis al paciente cuando se le diagnostican cataratas?

Que se opere cuanto antes.

¿Hay algún tratamiento alternativo a la cirugía?

No. Hoy día las cataratas solo tienen un único camino de salida: la puerta de un quirófano. Las cataratas conducen a la ceguera irreversible, lo que significa que hay que operarse sí o sí. Podemos paliar sus efectos y su evolución, pero no recuperar la visión perdida.

¿Cuándo se recomienda hacer la cirugía?

Cuando se tienen unas cataratas significativas.

¿Qué técnica quirúrgica se utiliza?

La técnica que utilizamos es la microincisión: operamos con una incisión de 2 milímetros. No damos puntos y la anestesia que se utiliza es de gotas.

¿Qué implica atrasar la cirugía?

Empeorar la propia calidad de vida, porque la visión es cada vez más opaca, dificulta la tarea del cirujano y pone trabas a la recuperación funcional. Se amplifican los problemas.

¿Alguna recomendación?

Acudir al oftalmólogo una vez al año mínimo para llevar un control adecuado de la salud ocular y detectar y tratar a tiempo las cataratas.

Más información sobre la operación de cataratas

En Clínica Oftalmológica Cartuja Visión operamos de cataratas desde hace más de treinta años. Consulte con nosotros si quiere conocer su diagnóstico y/o está pensando en operarse.