¿Cómo es el parpadeo del ojo frente a una pantalla?

Compartir:

El parpadeo del ojo frente a una pantalla de ordenador, tablet, móvil… cambia su frecuencia. Si bien en una conversación con un amigo o con nuestro profesional de la oftalmología el ojo parpadea en torno a las 22 veces por minuto. En el caso del uso de las pantallas la disminución es cuantitativa y cualitativamente significativa. De las 22 pasamos a unas aproximadas 5 veces por minuto, lo que implica que el ojo se seca y con los efectos nocivos que conlleva para nuestra salud visual. ¿Sabes a qué se debe? ¿Conocemos cómo podemos hacer realidad nuestro lema “es mejor prevenir que curar” en cuanto al parpadeo y el uso de las pantallas?

¿Qué es el parpadeo ocular? ¿Los animales parpadean igual que nosotros?

¿Cuántas veces se da el parpadeo del ojo frente a una pantalla?

Frente a una pantalla la media de parpadeo del ojo desciende de las 22 veces aproximadas que comentamos que se dan en una charla cualquiera, a… ¡5 veces por minuto! Se debe a que cuando estamos concentrados, fijamos la mirada. Y esto, ¿qué significa? Que el ojo se irrita porque no produce la lágrima suficiente que necesita para estar húmedo.

Consejos para estimular el parpadeo y humedecer el ojo.

  1. El parpadeo de los ojos se puede estimular. Es decir, que aunque delante de las pantallas la tendencia sea a pestañear menos, podemos acostumbrarnos a hacerlo con mayor frecuencia. Simplemente, tomando conciencia de la necesidad de hacerlo. Al principio tendrás que esforzarte en provocar el parpadeo del ojo cuando estés trabajando o leyendo en una pantalla. Posteriormente, como todo hábito adquirido (21 días dicen que necesitamos para incorporar un hábito nuevo a nuestras rutinas diarias), acostumbrarás a tu ojo al aumento cuantitativo y no tendrás que hacer ese sobreesfuerzo. ¿Nos ponemos a ello? ¡Nuestros ojos y futuro de salud visual, nos lo agradecerán!2
  2. Utilizar gotas cada hora frente a la pantalla. ¡Un gesto más que sencillo! Cómprate un bote de gotas o unas monodosis (por favor, que sean de farmacia, no de óptica), y échatelas cada hora para refrescar los ojos y sustituir con lágrimas artificiales la carencia de humedad de tu ojo.
  3. Descansa los ojos cada hora. Parece fácil, pero cuando estamos concentrados nos despistamos y el descanso se convierte en algo que hacemos cada dos, tres, cuatro horas. Es por eso que es muy importante marcarnos unos descansos mínimo cada hora (lo recomendable, cada cuarenta minutos). De esta forma les darás un descanso, pestañearás más, podrás tomarte un zumo para refrescarte y seguir mucho mejor.
  4. Utiliza los descansos para “jugar” con tu mirada. Cuando hagas estos descansos juega a mirar a lo lejos para cambiar la distancia de focalización de tu ojo de elementos cercanos a lejanos, pequeños a grandes, etc. ¡Lo más divertido y productivo es hacerlo en los descansos!

Salud ocular preventiva

Como siempre os recordamos desde el Centro Oftalmológico en Sevilla, Cartuja Visión, ¡es mejor prevenir que curar! Sigue nuestros consejos para cuidar de tus ojos, que nos tienen que durar toda nuestra maravillosa vida.