El parpadeo de los ojos, un aliado invisible en la rutina

Compartir:

El parpadeo de los ojos está tan presente e integrado en nuestro día que apenas lo notamos, menos cuando falta o aparece en exceso, y entonces nos damos cuenta de su existencia y función. Es sorprendente conocer algunos datos como: los ojos parpadean de media 17 veces por minuto. Lo que equivale a aproximadamente ¡14.000 veces al día! Un total de 5,2 millones de parpadeos al año. Aunque por ejemplo los bebés solo parpadean unas 2 veces por minuto. Curioso el dato por lo menos, ¿sí? En este artículo vamos a aprender un poquito más de este fenómeno tan rutinario, y tan necesario para nuestra salud ocular.

¿Por qué parpadeamos?

El parpadeo de los ojos es un reflejo normal. Regular la cantidad de lágrimas del ojo y sirve para protegerlo de la luz intensa, la sequedad u objetos que pudieran aproximarse y dañarlo.

 

niños-parpadeo-de-los-ojos

¿Qué provoca la disminución de la frecuencia del parpadeo?

Curiosamente, parpadeamos con mayor frecuencia hablando que leyendo en papel o usando pantallas de ordenador, móvil o tablet. Seguro que has leído algún artículo u escuchado más de una información que dice “ojo con las pantallas que dañan el ojo”. Falso. La causa de las molestias o enfermedades no están producidas ni por el ordenador, ni por el móvil, ni por la tablet. La frecuencia de parpadeo disminuye porque fijamos mucho la atención al usar estas herramientas, derivando en un ojo seco o en fatiga audiovisual en dolores de cabeza… en distintas sintomatologías que vienen a avisarnos de algo mayor. Algo que ya estaba y que al usar estas herramientas, se evidencia. De ahí que haya muchas personas que las usan, quejándose de molestias, sequedad, picores…

Consejos: leer este artículo que publicamos anteriormente “Pantallas protectoras para la vista, ¿sirven o es un nuevo nicho de mercado”, usar lágrimas artificiales adecuadas y acostumbrarse a parpadear. Sí, tomar conciencia de la necesidad de parpadear cuando usamos estas herramientas y parpadear de forma “forzada” hasta que automaticemos el reflejo en estos casos. Y por supuesto, la más importante: hablar con el profesional adecuado.

¿Qué síntomas o enfermedades genera un parpadeo insuficiente?

Ojo seco (una alteración de la superficie ocular que se origina por la falta de producción de lágrima o por una lágrima de poca calidad que se evapora rápidamente) y la fatiga visual. Ambos tratables, a diagnóstico y tratamiento de nuestro oftalmólogo.

¿Y por qué hay ocasiones en las que se produce un parpadeo excesivo?

El parpadeo excesivo es un parpadeo más frecuente del habitual. Se nota porque es bastante exagerado, en uno u ambos ojos y puede ir acompañado de otros tics o gestos en la cara, cabeza o cuello. En estos casos, frente a suposiciones siempre aconsejamos la misma receta: acudir a su oftalmólogo.

¿A qué se debe el temblor en los párpados?

Además de la disminución y aumento de la frecuencia del parpadeo, otro fenómeno que se localiza en los párpados, especialmente en el inferior, es el temblor en el ojo. La sensación es de que el ojo se moviese como si estuviese latiendo. Es una reacción común y normal (le sucede a casi todo el mundo) provocada por el estrés, ojo seco, exceso de bebidas estimulantes, defectos refractivos no corregidos… son las causas, generalmente. Incómoda, molesta, desagradable, incluso inoportuna, pero no reviste generalmente de mayor gravedad. Solamente en un número muy pequeño de casos, el temblor de ojo se debe a algún tipo de trastorno del sistema nervioso, como el blefarospasmo. En estos casos precisa de un control médico.