El arte de mirar otros ojos en silencio

Compartir:

El arte de mirar otros ojos…¡Cuánto se ha escrito y comentado sobre los lugares a los que nos puede llevar una mirada! Lo mismo al cielo que al infierno. Por ejemplo, miramos el mar y nos sentimos como si fuésemos las olas y su movimiento. Pero, ¿has probado lo mismo con una persona? ¿A mirarla en silencio durante varios minutos? ¿Quieres saber cómo se sintieron las personas del vídeo que te traemos? Vamos a ponerte a prueba con este bello experimento.

El arte de mirar fijamente a los ojos en nuestra cultura.

El arte de mirar es interpretado según las normas que cada cultura establezca. Por ejemplo, mientras en una mantener la mirada puede ser interpretado como una actitud de ofensa, en la nuestra significa una muestra de interés por parte de nuestro interlocutor en lo que estamos contado. Es decir, es sinónimo de respeto desde el ámbito de la comunicación no verbal. Pero, ¿qué sucede si quitamos las palabras y solo dejamos a una persona mirando a otra en absoluto silencio?

Mantener la mirada varios minutos y en silencio.

Sacamos la mirada sostenida de contexto. Ahora, en vez de dos personas conversando, solo hay dos personas mirándose en absoluto silencio. ¿Lo has probado alguna vez? En este sentido se han hecho varios experimentos. Por ejemplo, mirando fijamente a un desconocido, a tu hijo o pareja, etcétera.

En unos y otros casos solemos reaccionar al principio poniéndonos nerviosos, con la risa floja y más risas. Hasta que, finalmente, tras varios minutos nos brillan los ojos y parece que conocemos a esa persona de siempre (cuando lo hacemos con un desconocido) o nos reencontramos con la persona amada (nuestros familiares, amigos, hijos…) en ese momento de intimidad.

Concienciar a través de la mirada. 

Por ejemplo, la pasada semana Amnistía Internacional lanzó una campaña para concienciar sobre la situación que están viviendo los refugiados. En concreto, para mostrarnos qué sucede cuando les miramos a los ojos con la campaña ‘Mira más allá de las fronteras’. Y este fue el resultado.

Experimento: ¿qué sucede cuando miro fijamente a los ojos de otro en silencio?

Te animamos a después de ver el vídeo, practicarlo tú mismo, ponerte a prueba. 4 minutos mirando fijamente a un desconocido a una persona que ames. Hazlo y disfruta de lo que sucede, de lo que se despierta en ti: rechazo, curiosidad, afecto, amor… Sea lo que sea, ¡déjate experimentar!.