cuándo utilizar lágrimas artificiales

¿Cuándo utilizar lágrimas artificiales?

Compartir:

Algunas de las preguntas que más nos hacen nuestros pacientes en consulta oftalmológica es cuándo utilizar las lágrimas artificiales y cuántas veces al día. También se preguntan por los beneficios de este producto que nos ayuda a tener los ojos bien hidratados y húmedos, en los casos en los que el propio ojo no produce la lágrima natural suficiente.

Señalamos algunas ideas básicas para el buen uso de las lágrimas artificiales, si bien recordando que es nuestro oftalmólogo quien nos indicará si las necesitamos, qué tipología y marca, en qué cantidades, etc. No por riesgos, ya que las lágrimas artificiales no producen ningún efecto secundario, sino porque es necesario conocer el origen de los síntomas que nos están invitando a utilizar este producto supletorio y cuáles son las más adecuadas a nuestro caso concreto.

Cuándo utilizar lágrimas artificiales.

Generalmente, se utilizan cuando ya los síntomas se evidencian, como en casos de ojo seco, uso de lentillas y actividades en las que se utilizan mucho las pantallas (aconsejamos leer este artículo desmontando el mito de que las pantallas dañan los ojos), También en casos de alergia, para momentos en los que estamos en ambientes con clima frío y seco o con aire acondicionado, y en ciertos postoperatorios por una operación o cirugía ocular.

Cuántas veces al día.

Ya sabemos cuándo utilizar lágrimas artificiales, a grandes rasgos. Ahora vamos por el cuánto. Lo aconsejable es 2 o 3 veces al día. Si bien, como comentábamos anteriormente, no producen ningún tipo de efecto secundario o contraindicación como para que no podamos utilizarlas más veces.

Por ejemplo, en el caso de una de nuestras pacientes que presenta blefaritis con un síndrome de ojo seco y que desarrolla gran parte de su actividad laboral utilizando pantallas, le hemos aconsejado utilizarlas con mayor frecuencia, para compensar adecuadamente la falta de lágrima natural de su ojo, en paralelo a otras recomendaciones adecuadas a su caso concreto. Porque es importante saber que según el caso, las lágrimas pueden ser insuficientes como tratamiento. Insistimos: consultar al oftalmólogo es fundamental para un correcto diagnóstico, tratamiento y sobre todo una buena salud ocular.

Cuáles son las lágrimas más adecuadas.

Seguimos insistiendo. En este caso aunque en la farmacia pueden aconsejarnos sobre diferentes marcas y calidades, previamente deberemos saber qué síntomas están provocando la necesidad de utilizar unas lágrimas.

Respecto a cómo utilizarlas, es muy sencillo. Simplemente desplazar ligeramente la cabeza para atrás y echar las gotas indicadas sujetando el párpado inferior suavemente con el dedo. Eso sí, recuerda dejar el ojo abierto 🙂

 

Para cualquier consulta respecto al uso de las lágrimas artificiales o salud ocular, puedes llamarnos al 954-22-30-66,  y pedir cita previa o rellenar nuestro formulario online. Estamos en Edificio Da Vinci, en